Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lista una demanda federal contra AES por sus cenizas tóxicas

Foto de la planta de AES en Guayama el 26 de mayo de 2012, donde se ve claramente la falta de protección de las cenizas tóxicas, que pueden ser acarreadas por el viento. Foto suministrada

Por José E. Maldonado
jose@miprv.com

Durante años, varias comunidades de Guayama y Salinas han denunciado ante las agencias ambientales locales y federales las prácticas de la empresa AES Corporation para deshacerse ilegalmente de las cenizas tóxicas producidas por su planta de producción de energía a base de carbón localizada en Guayama.

Dichos reclamos han caído en oídos sordos, incluso luego de que hace unos meses un grupo de ciudadanos protestara en la sede de la Junta de Calidad Ambiental y exigiera respuestas al director de esa agencia.

Ante este panorama, el Comité de Diálogo Ambiental, Inc., en representación de las comunidades, anunció que radicará una demanda en la corte federal contra AES por fraude relacionados a la disposición de desechos altamente tóxicos a menos que la megaempresa de energía cumpla con las exigencias del grupo, que incluyen un ponerle fin a las prácticas ilícitas de AES para disponer de las cenizas.

Haz click aquí para que leas la carta (en inglés) enviada a la AES para que tome acción con relación a sus descargas ilegales de cenizas en el sureste de Puerto Rico.
 
Public Justice, una firma legal que vela por el interés público con sede en Washington, DC, y la abogada Ruth Santiago, residente de Salinas, enviaron un aviso de intención de demandar a AES el miércoles 26 de septiembre, enumerando las exigencias de los residentes de Guayama y Salinas. El grupo dice que la práctica de AES de tirar ilegalmente cenizas de carbón carcinógeno en la cercanía de zonas residenciales y cuerpos de agua representa un “peligro inminente y sustancial” para la salud pública y el medio ambiente.
 
La ceniza depositada en estos vertederos ilegales contiene metales pesados cancerígenos, isótopos radioactivos y cromo hexavalente, que son sustancias muy peligrosas para los humanos. También contiene altos niveles de boro, un componente común de la ceniza de carbón que es perjudicial para el medio ambiente.

A pesar de estos peligros, AES le ofrece y vende estos residuos de su producción de energía a contratistas locales para su utilización como relleno en proyectos de carreteras y urbanizaciones y anuncia que se pueden utilizar con fines agrícolas. Ninguno de los lugares donde se han depositado estos residuos están diseñados para prevenir que los mismos entren en contacto con personas o el medio ambiente.
 
“AES trató de tirar sus cenizas de carbón en la República Dominicana, pero el gobierno de ese país presentó una demanda para bloquear esa vía de eliminación”, explicó el abogado de Public Justice, Richard Webster.

“Después de eso, AES tomó la ruta fácil y barata y comenzó a depositar estos residuos cancerígenos en Puerto Rico sin tener en cuenta la salud de la población local o su entorno”.

En Salinas, un área donde AES ha enterrado sus desechos tóxicos ha sido bautizada por los vecinos como “el aeropuerto de las cenizas”, ubicado cerca de cuatro tomas de agua de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados. Foto suministrada

Cuando la planta en Guayama se inauguró en 2002, uno de los requisitos del gobierno para otorgarle los permisos era que las cenizas se dispusieran fuera de la isla. AES contrató a una empresa para transportar miles de toneladas de cenizas de carbón a la República Dominicana, donde fueron descargadas en el puerto de Arroyo Barril en Samaná. El puerto se encuentra cerca de los hogares de la gente, pero AES insistió en que esos residuos no eran perjudiciales y podrían ser útiles como relleno para proyectos de construcción.

Haz click aquí para que leas la carta que la EPA le envío a la Junta de Calidad Ambiental sobre las cenizas de AES en noviembre de 2011.
 
En 2005, el gobierno de la República Dominicana demandó a AES, diciendo que la ceniza de carbón había contaminado el medio ambiente y la salud de los residentes. Según la demanda, los residuos contenían niveles peligrosos de cáncer que causan los metales pesados ​​y materiales radiactivos.
 
Ese caso fue resuelto dos años más tarde por $6 millones y el gobierno dominicano aceptó retirar la demanda contra AES.
 
Desde entonces, AES ha estado arrojando la ceniza de carbón en el sureste de Puerto Rico, donde barrios enteros se han construido sobre los residuos. Se estima que la empresa ha depositado unos dos millones de toneladas de cenizas en la región durante este tiempo.

AES llama a la basura “Agremax”, una mezcla de cenizas volantes, cenizas y agua, que según asegura AES, puede ser utilizada positivamente como relleno para los proyectos de construcción – una “cortina de humo para justificar la eliminación de los residuos sin los controles adecuados”, según los abogados de los residentes de Guayama y Salinas.
 
“Los residentes de Salinas y Guayama advertimos que se podría contaminar la única fuente de agua potable para decenas de miles de personas que dependen del acuífero de la Costa Sur”, dijo Santiago. “Sólo ahora que la ceniza del carbón ha sido objeto de ‘dumping’ en docenas de sitios por encima de la fuente de agua subterránea y está contaminando los ríos y arroyos del sureste de Puerto Rico, los gobiernos municipales locales han tomado medidas para prohibir el uso de los residuos de AES”.
 
En la carta de los ciudadanos contra AES, copia de la cual se le envió a la Agencia de Protección Ambiental federal, se le hacen cuatro exigencias a la empresa:
 
· AES debe disponer legalmente de los residuos fuera de Puerto Rico, conforme con su permiso original para operar;
· AES deben ser excluida de cualquier nueva aplicación de residuos de cenizas de carbón en terrenos en Puerto Rico;
· La empresa debe establecer un fondo independiente para cubrir los costos de muestreo y monitoreo de aguas subterráneas, los cuerpos de agua superficiales, los suelos y cuencas atmosféricas expuesto, y
· AES debe eliminar los residuos existentes que está causando un peligro y disponer de ellos legalmente.

En Salinas, un área donde AES ha enterrado sus desechos tóxicos ha sido bautizada por los vecinos como “el aeropuerto de las cenizas”, ubicado cerca de cuatro tomas de agua de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados. Foto suministrada

La carta enviada a los ejecutivos de AES, tanto en Puerto Rico como en Arlington, Virginia, sede de la corporación, advirtió que “a menos que remedien las violaciónes que se detallan en esta carta, tenemos la intención de presentar una demanda en la corte federal de distrito en cualquier momento comenzando noventa (90) días siguientes a la recepción de esta carta “.
 
La firma Public Justice ha logrado detener o restringir las operaciones ilegales de disposición de cenizas de carbón en otras partes de los EE.UU., más recientemente, en West Virginia y Pennsylvania.

Tan reciente como el 29 de agosto, la agencia de clasificación de deuda Fitch le bajó la clasificación a la deuda de casi $200 millones en bonos de AES Puerto Rico, siendo la falta de un contrato para disponer adecuadamente de las cenizas una de las razones para hacerlo. De hecho, son las firmas que operan vertederos las que más interés han mostrado en comprar los residuos de la planta.

Además de su planta de carbón en Guayama, AES opera en la isla la empresa de energía solar AES Illumina, que tiene una capacidad para generar 20 megavatios de electricidad que le vende a 13 centavos por kilovatio a la Autoridad de Energía Eléctrica.

Comentarios:

1 comentarioComenta
  1. No es por menospreciar el artículo pero creo que es pertinente clarificar algo en esa foto. Lo que identifican como cenizas sin proteger (las montañas negras) en realidad se trata del carbón que se usa como combustible. Esa pila cónica solo se forma cuando hay un barco en el muelle descargando carbón y por medio del sistema de correas transportadoras llega a ese sitio y se apila de esa forma por gravedad cuando las correas lo llevan hasta las torres que están en medio del carbón. Esas pilas luego son distribuidas en el área. Trabajo cerca del lugar y todas las semanas veo esto y he visto desde relativamente corta distancia (desde un camino fuera del perímetro de la planta) el carbón cayendo desde las torres y formando estas pilas mientras hay un barco en el muelle.

Someter comentario

Favor de entrar su nombre

requerido

Favor de entrar su direccin de email

requerido

Favor de entrar su comentario

Mi Puerto Rico Verde © 2014 Todos los derechos reservados.

Encuentro de todas las iniciativas verdes y sostenibles en Puerto Rico y el planeta.