Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo que debe saber sobre los aditivos y preservativos en la comida

   

¿Qué prefiere? Chatarra vs Orgánico y Local

Una de las principales razones por la cual se debe consumir alimentos (frutas, vegetales y viandas) locales, orgánicos y frescos es porque está más que probado que es mejor para el bienestar de los diferentes sistemas del cuerpo, al igual de que contribuye a la prevención de múltiples condiciones de salud.

La dieta de una persona promedio está abarrotada de preservativos y aditivos que se encuentran en prácticamente todos los alimentos que no son vegetales y frutas frescas, incluyendo granos orgánicos, no enriquecidos o refinados.

Si le preocupan los aditivos y preservativos en la comida, tranquilo. No es como que una persona ingiera 10 libras de tóxicos aditivos en la comida al año… tan sólo son 9 libras!

El sabor, el color, la textura y la frescura juegan un papel importante en el disfrute de la comida. Estas son cualidades que trascienden el mero hecho de comer, tienen que ver más con el gusto y con el volver a ingerir una comida en específico. Nuestros estilos de vida modernos han abierto paso a una producción alarmante de comida, pero ¿que se ha ganado con esto? Que esta comida está preservada y tratada con aditivos y preservativos para ofrecer lo que esperamos de la experiencia de comer.

Los aditivos más populares de la industria de la comida son los benzoatos, los nitritos, sulfitos y sorbatos. Estos aditivos son utilizados para erradicar y/o prevenir hongos en los alimentos.

Aditivos y sus posibles riesgos

Aspartame: Endulzador en meriendas, dulces, alcohol, postres, y alimentos de dieta. Existen reportes que presentan diferentes síntomas si es consumido en grandes cantidades por mucho tiempo; entre estos, dolores de cabeza, ceguera y convulsiones.

Acido Benzóico (Benzoic acid): Es el preservativo de muchos alimentos, incluyendo bebidas, productos bajos en azúcar, cereales, y productos de carne. Incluye riesgos de inhibir la función de las enzimas digestivas y podría disminuir los niveles de glicina (aminoacido).

Glutamato monosódico: Conocido e identificado como MSG, es un aditivo que refuerza el sabor de las comidas. Se asocia a mareos, convulsiones, dolores de pecho, de cabeza, náuseas, sensaciones de acidez, y muchas otras condiciones.

Dioxído de Sulfuro: Es un preservativo que causa problemas en los bronquios, hipotensión (presión sanguínea baja), y anafilaxia (shock anafiláctico), entre otras condiciones.

Nitratos y Nitritos: Es uno de los aditivos más peligrosos en la comida. Comúnmente se utiliza en la carne procesada: embutidos, tocineta, hot dogs, corned beef y otras carnes enlatadas. Los nitratos se utilizan para estabilizar el color del producto. Niveles altos de nitratos y/o nitritos
pueden causar intoxicación y colapso del sistema cardiovascular.

Las cantidades promedio de aditivos que se consumen en Estados Unidos anualmente fluctúan entre 6 y 9 libras. En Estados Unidos, incluyendo a Puerto Rico, se consumen más de 1 billón de libras de aditivos y preservativos cada año.

La mayoría de los colorantes aditivos son derivados de carcinógenos tales como el alquitrán de carbón (brea).

Aditivos en Europa

En Europa el panorama es diferente ya que existen medidas mucho más restrictivas en torno al tema de los aditivos en las comidas. Por ejemplo, el uso de cloro para tratar los productos avícolas está prohibido en Inglaterra. El uso de la hormona de crecimiento rBGH está prohibida en todo Europa, mientras que en Estados Unidos, todavía no existe una ley que requiera identificar los productos que contienen hormonas.

Pero… ¿de donde provienen todos estos preservativos? No se asuste.

Las glándulas anales de los castores son utilizadas para aumentar el sabor en los dulces que contienen frambuesa (raspberry).

El brillo de los “Skittles” o de los “sprinkles” que se le ponen a los helados por encima y que ha tantos niños les gusta proviene de los escarabajos, en específico, de secreciones de escarabajos hembra.

Prácticamente todos los quesos en el mundo contienen un producto que se le conoce como cuajo de ternera (rennet) que no es otra cosa que una enzima que produce el 4to estómago de las terneras y otros tipos de ganado.

El aditivo cisterna (L-cysteine), utilizado en prácticamente todos los productos procesados de carne es añadido a las masas de harina para darles consistencia. Las fuentes principales de este aminoacido sintetizado, no escencial, son las plumas de pato y aunque no lo crea, el pelo humano.

Y si todavía esto no lo indigna o convence de dejar de comprar alimentos con aditivos y encontrar productos frescos, del país, locales y orgánicos; compre un combo en uno de esos establecimientos famosos de comida rápida y déjelo por dos años en un armario y se dará cuenta que no se descompone- tal y como se ha demostrado muchas veces, incluyendo el documental “Super Size Me” (2004).

____________
Recursos:
http://www.fooducat.com/blog, http://motherjones.com/blue-marble/2010/03/human-hair-additive-your-food/, http://www.purehealthmd.com/nutrition, http://www.nytimes.com, http://www.weightloss.org, http://www.nutritionaldata.com/topics/food-additives, http://www.foodrefrence.com, http://www.bellyoytes.com

Comentarios:

3 comentariosComenta
  1. Wackala!!!! :)

  2. Wackala!!!!

  3. Yuck!!

Someter comentario

Favor de entrar su nombre

requerido

Favor de entrar su direccin de email

requerido

Favor de entrar su comentario

Mi Puerto Rico Verde © 2014 Todos los derechos reservados.

Encuentro de todas las iniciativas verdes y sostenibles en Puerto Rico y el planeta.