Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Mitos y realidades sobre los molinos de viento y la agricultura

   

Las turbinas de viento pueden coexistir con los cultivos agrícolas, argumenta la catedrática Sandra Cruz-Pol. Foto José E. Maldonado / www.miprv.com

Por Dra. Sandra Cruz-Pol
Catedrática Depto. Ingeniería Eléctrica, Directora Laboratorio CLiMMATE, y Directora Iniciativa Campus Verde en UPR-Mayagüez

A pesar de que todavía hay quienes niegan que actualmente estamos atravesando por una de las mayores crisis que haya enfrentado la humanidad, dígase el cambio climático, es cada vez más difícil el negar esta realidad.

¿Qué hubiésemos pensado si hace un año nos hubieran dicho que un huracán iba a causar muerte y devastación en lugares tan al norte como Nueva York? La mayoría de nosotros no hubiésemos imaginado que algo tan terrible como el huracán Sandy inundara ciudades, y causara tantos daños que ya suman a unos $60,000 millones.

Los que gustan de ver noticias internacionales, han podido notar otra serie de estragos alrededor de todo el mundo, desde inundaciones repentinas en Colombia y Argentina hasta megaciclones en las Filipinas y cientos de otros desastres que tal vez ya no podemos llamar ‘naturales’, sino inducidos por las actividades humanas.

Ante este escenario cada vez más sombrío, ¿qué soluciones son recomendadas por los cientos de científicos expertos en múltiples disciplinas en todo el planeta, incluyendo la IPCC, la UCS, la NASA, NOAA y la NAS?

Todos indican desde hace años que para poder estabilizar el clima en el planeta Tierra debemos actuar urgentemente para bajar las emisiones de gases de invernadero a un nivel de concentración de 350 ppm o menos.

Solo así lograremos que la temperatura global promedio no siga subiendo, que es la causa de la mayoría de los fenómenos atmosféricos extremos que estamos experimentando. Actualmente, esta temperatura ya ha subido un promedio de 1º C y vamos encaminados a subir hasta 2º C si seguimos sin tomar medidas inmediatamente. Esto no parece mucho, pero dos grados derretirían suficiente hielo en los polos para subir el nivel del mar unos siete metros (21 pies).

Ahora viene la gran pregunta: ¿qué estamos haciendo en Puerto Rico para bajar nuestras emisiones? Actualmente más del 98% de la energía es producida por la quema de combustibles fósiles (gas natural, petróleo y carbón), con las terribles consecuencias que esto conlleva, incluyendo reportes de las deformidades de niños en la ciudad de Samaná (República Dominicana) debido a la disposición de las cenizas de carbón que usamos aquí en Puerto Rico para generar nuestra energía.

Sin embargo, Puerto Rico, por su calidad de isla ubicada en el Trópico, tiene el gran potencial de tener hasta 100% de la energía producida por fuentes renovables (como sol, viento, mareas, biomasa), lo cual a largo plazo bajaría el costo de la energía debido a que no habría que importar combustible del exterior. Sin embargo, ¿qué nos mantiene estancados?

Son muchos factores, y aquí vengo a discutir uno de ellos. Y es que en Puerto Rico, como dicen, “el deporte favorito es la política”. Este afán por politicalizarlo todo nos mantiene estancados, debido a que no juzgamos un idea por el mérito que tiene sino por de quién proviene la misma (léase de qué partido).

Y esto hace que nos opongamos a cualquier idea con gran pasión manteniéndonos atrasados por varias décadas con respecto a otros países que ya llevan muchas décadas produciendo energía renovable teniendo situación geográfica no tan ventajosa, como es el caso de Alemania, España y Japón.

Tomemos por ejemplo el caso de los molinos de viento. La energía eólica es una de las más limpias (en términos de sus bajas emisiones de gases de invernadero) y más baratas (ver figuras 1.1 y 1.2). Pero cabe mencionar que TODAS las maneras de producir energía tienen un impacto en el ambiente (Ver Figura que muestra la Contaminación de Gases que Causan Calentamiento Global debido a Generación de Electricidad según el tipo de Combustible).

También debemos entender que no hay energía sin viento. Para que sea económicamente factible y recobrable el costo de un molino de viento, es preciso localizarlo en las regiones de la isla donde hay suficiente viento (ver el mapa).

Esto nos trae a dos casos recientes:

1. Molinos en Santa Isabel – en este caso hubo oposición por un grupo de personas debido a que el lugar (una finca privada) estaba en lo que alegaban ser las “tierras más fértiles” de Puerto Rico. Sin embargo, hay que entrar en la definición de fértil. ¿Es un terreno que produce muchos frutos de manera natural o a base de contaminación con productos agro-químicos (como plaguicidas, herbicidas, fertilizantes sintéticos, todos derivados de petróleo), la mayoría de los cuales se conoce que son altamente tóxicos y contaminan no sólo los frutos sino también el suelo, los cuerpos de agua y la vida silvestre? Ese es el caso de las fincas en Santa Isabel según el ultimo censo del USDA (ver gráfica en Fig. 2.). En la misma se muestra la cantidad de agroquímicos que se utilizan para la agricultura en Adjuntas, Lares, Santa Isabel y Lajas. De hecho, estos químicos han sido asociados a enfermedades como cáncer, Parkinson y deformidades.

¿Vale la pena producir más alimentos si los mismos están impregnados de toxinas? Además, según la Agencia federal de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés), los mismos son responsables de muchas veces más muertes de envenenamiento de pájaros que los mismos molinos de viento (ver figura 3).

2. Molinos en la isla de Culebra – Una de las ventajas de la presencia de los molinos es que previenen que se ‘siembre cemento’, o sea, previenen que se ‘desarrolle’ un lugar construyendo hoteles, urbanizaciones, centros comerciales, etc., porque los terrenos se reservan para la operación de los molinos. Otra de las grandes ventajas según estudios de la UCS es que se puede sembrar hortalizas hasta justo la base de los mismos, los cuales ocupan meramente el 5% del terreno.

Sin embargo, los grupos opositores, contrario a lo que concluyen los reportes científicos fidedignos, alegan que la agricultura no puede coexistir con la generación de energía eólica. De la misma forma hacen otros argumentos sin base para oponerse a este medio tan limpio de energía, con impacto mínimo en el ambiente y que traería mejor economía a la isla. De hecho, los molinos en muchos países son utilizados por los mismos agricultores como una fuente adicional de ingresos, lo cual es conveniente sobretodo en años de sequia o cuando algún desastre natural hace mermar las cosechas, proveyendo así una fuente de ingreso adicional a la economía de muchos agricultores que de otras manera tendrían que cerrar operaciones luego de un año de baja cosecha.

Cabe señalar que los agricultores pueden ganar entre $2,000 a $5000 por cada molino al año, generando su propia electricidad, vendiendo el resto e invertirlo en agricultura. Esto es algo que se debe considerar para bien de todos. Dicho sea de paso, este proyecto de molinos en Culebra es en un terreno privado y es uno de los lugares donde más viento hay en toda la isla de Puerto Rico.

En fin, queremos seguir utilizando energía eléctrica, pero de manera responsable, por eso nos oponemos a la quema de combustibles fósiles como en el caso del Gasoducto llamado incorrectamente la “Vía Verde”, pues sigue siendo fósil. Pero entonces, ¿tampoco queremos apoyar iniciativas de energías renovables? Primero hubo oposición a unos molinos porque estaban cerca de una Reserva en Guánica (en una finca privada). ¿Nos vamos a oponer a cada proyectos que surge? No en balde nos han llamado la ‘isla del NO’.

Debemos de auto-analizarnos y estudiar profundamente y de buena fe la situación local y mundial en esta grave crisis que atravesamos y unirnos para el bien del país y del planeta dejando atrás fanatismos, política, y con mente abierta a lo que en verdad nos va a mover hacia adelante en términos de economía, sociedad, estabilización climática y energética.

Es nuestro deber como ciudadanos instruirnos acerca de las tecnologías que pueden sustituir los combustibles fósiles que tanta contaminación y enfermedad siguen causando a nosotros y a países vecinos, además de las guerras en medio oriente, indirectamente asociadas a la búsqueda y dominio de fuentes de combustibles fósiles. Mientras sigamos con la dependencia a estas fuentes contaminantes y externas, seguiremos siendo parte del problema.

Otros mitos acerca del viento

La energía eólica tiene muchos enemigos entre la industria petrolera, por ser vista como una alternativa barata y limpia que amenaza sus grandes intereses y comercios establecidos. Algunas de estas industrias han pagado grandes sumas de dinero a cabilderos para dar mala fama a los molinos, pintándolos como que sus vibraciones hacen daño y causan gran molestia.

Sin embargo, esto es contrario a los hallazgos de miles de artículos científicos en áreas de investigación incluyendo acústica, efecto a placebos, infrasonido, campos electromagnéticos, y sonido de baja frecuencia.

Comentarios:

5 comentariosComenta
  1. Dra,

    Aquí el problema es que nos han mentido en cuando a la generación de la electricidad de dichas fincas. La invito a que haga el ejercicio de sacar los MW/hr que producen esos molinos (Siemens SWT-2.3-108), a qué velocidad de viento y los compare con el viento disponible en la zona que se instalaron. Además compare el espacio que tiene cada molino disponible con el área recomendada para la más eficiente operación de los mismo.

  2. Dra.

    El punto no es oponerse a los molinos. El punto es que se verían HORRENDOS en un lugar pristino y bello como Playa Flamenco. ¿Qué atractivo turístico puede tener una molino gigante junto a la playa? ¿Usted piensa que esto es bonito? Si lo piensa, está equivocada. Lo bonito de Playa Flamenco es que es un lugar NATURAL. Y los molinos matarían la vista natural, o sea, la parte natural de la palabra naturaleza.

    No importa que sea una finca privada. Eso va a afear la zona y a afectar el turismo allí. No se puede apoyar la energía verde a ciegas como usted pretende. Se están instalando molinos en todas partes sin considerar los impactos en la agricultura y el turismo. Eso es una irreponsabilidad del gobierno. A eso es lo que nos oponemos. No a que se use la energía verde. Oiga nuestros argumentos antes de criticarnos. No son sin base en lo absoluto. Lo que no tiene base es su argumento porque no toma en consideración la localización en donde se están colocando los molinos. ¿Por qué tienen que escoger siempre los peores lugares? Esto ya es el colmo. Primero Santa Isabel en las mejores tierras agrícolas y ahora en una de las playas más bellas de PR. Es una barbaridad.

  3. Comentario compartido por Luis Jorge Rivera, planificador y científico ambiental:

    No creo sensato descartar, con las alegaciones planteadas en el artículo, las preocupaciones a las que hace referencia expresadas por los opositores a los dos proyectos que menciona. En el caso del proyecto de Santa Isabel, no creo que sea una razón válida despachar la “fertilidad” de los suelos en esa región a base del uso de plaguicidas, sobre todo ante los retos que tiene Puerto Rico para garantizar su seguridad alimentaria. Bajo ese planteamiento, se podría justificar entonces la urbanización o utilización para otros fines de gran parte de los terrenos que se encuentran bajo producción agrícola en el mundo. Recomiendo consulte con algunos de sus colegas agrónomos en el Colegio de Mayaguez sobre el potencial o viabilidad de ubicar un proyecto industrial de aerogeneradores bajo diversos cultivos o actividades agrícolas. Puede que para algunos lo sea (ej. pastoreo) pero para otros no (ej. hortalizas). En el caso de Culebra, me parece que es sencillamente una aberración proponer que se “desfigure” lo que en esencia es uno de los “rostros” más icónicos del turismo en Puerto Rico. Bajo su alegato, deberíamos entonces llenar de aerogeneradores la emplanada de El Morro en el Viejo San Juan, y de una vez colocar unos cuantos sobre el mismo fuerte, puesto que entonces la generación de energía eléctrica, y sus consecuencias e impactos, deberían preceder el valor histórico, turístico y recreativo de este monumento cultural y patrimonio de la humanidad, según designado por la UNESCO. Si no existiera otra alternativa para la generación de energía eléctrica en el país, pudieran justificarse entonces sus planteamientos, pero esa no es la realidad. Toda propuesta, sea para la generación de energía eléctrica o para cualquier otro proyecto, debe ser sensible y estar anclada en nuestra realidad físico-natural y social. Aunque estoy en desacuerdo con gran parte de sus premisas, la felicito por traer este tema ante la atención de los lectores.

  4. En el mes de diciembre del pasado año el grupo de facebook Campus Verde Colegial compartió este mismo escrito, debido a que he tratado con este asunto de cerca me pareció pertinente escribir varias observaciones sobre el mismo. Aquí dejo copia de lo que en aquel momento escribí ya que creo que es necesario para ir aclarando algunos asuntos.
    Campus Verde Colegial definitivamente le falta muchísima información. El escrito que hace la profesora Cruz Pol tiene graves errores y como ya le dije evidencia falta de conocimiento. Primero las fincas donde se construyeron los molinos en Santa Isabel no son privadas son de la Autoridad de Tierra de Puerto Rico. Por tanto en esencia pertenecen al pueblo de Puerto Rico. La gráfica que utiliza de agroquímicos (y quienes me conocen saben cuál es mi postura ante ellos) tiene una explicación bien sencilla. Sera que en Santa Isabel hay mas cuerdas en producción agrícola intensiva que los demás pueblo? Otro detalle que evidencia total desconocimiento es cuando habla de fertilidad de los suelos, cuando hablamos de fertilidad lo hacemos basados en las características físicas, químicas y biológicas del suelo. Las que se han desarrollado de forma natural a través de cientos de años. Otro dato curioso es la gráfica donde se incluyen muertes por GATOS, no creo que un gato ataque un ave como la de la foto! Adema estos datos son de Estados Unidos que es un continente con condiciones sumamente diferentes a las nuestras, esto es como comparar chinas con botellas. También tengo que decir que mencionar oposición por politiquería me parece algo irresponsable ya que el mayor opositor ha sido el Frente de Rescate Agrícola donde militamos personas de diferentes ideologías pero sumamente comprometidas con un desarrollo verdaderamente sostenible de nuestro país. De todo lo más lógico que me pareció fue el llamado a no ser fanáticos y por dicha razón me pongo a la disposición de poder brindarles la información y desarrollar un dialogo efectivo con el fin de educarnos sobre el tema. Más aun podríamos organizar un conservatorio sobre este tema que va a seguir ganando importancia ya que son varios los proyectos propuestos en nuestros escasos terrenos agrícolas. En lo otro que coincido es que definitivamente tenemos que movernos a fuentes de energía más limpias pero tenemos que partir de nuestra realidad, de los recursos que tenemos como país y mirando el plano internacional donde podemos ver que el mundo vive la peor crisis alimentaria de las ultimas 7 décadas. Creo que una buena pregunta es podremos ser sostenibles en cuanto a energía llevando los mismos patrones en la que la consumimos con nuestro estilo de vida? Siempre a la mayor disposición y muy respetuosamente: Warys Zayas

Someter comentario

Favor de entrar su nombre

requerido

Favor de entrar su direccin de email

requerido

Favor de entrar su comentario

Mi Puerto Rico Verde © 2014 Todos los derechos reservados.

Encuentro de todas las iniciativas verdes y sostenibles en Puerto Rico y el planeta.