Publicidad
Publicidad
Publicidad

Protegido el coquí llanero bajo la ley de especies en peligro de extinción

El coquí llanero es amenazado por la contaminación, los incendios forestales y los proyectos de control de inundaciones, entre otros factores. Foto Angel Acevedo vía Flickr

Por Miprv.com

El coquí llanero podría extinguirse en un futuro cercano, anunció hoy el Servicio Federal de Pesca y Vida Silvestre (USFWS, por sus siglas en inglés). Por esta razón, la agencia anunció que protegerá la especie bajo la Ley Federal de Especies en Peligro de Extinción (ESA por sus siglas en inglés) y continuará trabajando con otras entidades para alcanzar su recuperación y atender los factores que amenazan al coquí en el presente y el futuro.

El coquí llanero es una especie de rana que habita en un humedal en Toa Baja, Puerto Rico. Este coquí es el más pequeño de los 17 coquíes de Puerto Rico y contrario a la mayoría de los anfibios, pasa toda su vida en las plantas del humedal, específicamente entre los helechos, ciperáceas, sagitaria, bejucos y gramíneas, que son esenciales para su supervivencia.

El USFWS designó al coquí llanero candidato a protección bajo el ESA en el 2009 debido a la posible destrucción, modificación y reducción de su hábitat, en el pasado, presente o futuro. La destrucción y modificación de su hábitat, depredación, falta de mecanismos regulatorios adecuados, una baja capacidad reproductiva y requisitos ecológicos altamente especializados, continúan amenazando la especie.

Los biólogos del USFWS contaron con el insumo del público y la comunidad científica para identificar 615 acres en Toa Baja, Puerto Rico, dentro de un humedal que contiene vegetación esencial para la conservación de la especie. Del total de acres identificados, 15.8 porciento son terrenos manejados por el gobierno de Puerto Rico y 84.2 porciento son manejados por el gobierno federal.

La decisión que se anuncia hoy es parte de los esfuerzos del USFWS para implementar un plan aprobado en corte para resolver una serie de demandas relacionadas con el programa para incluir especies en peligro de la ESA. La intención del acuerdo es reducir significativamente la carga de trabajo asociada a la litigación y permitirle a la agencia enfocar sus recursos en los próximos 5 años a las especies que más lo necesitan.

El ESA requiere que el USFWS denote la localización de hábitat esencial para la conservación de la especie, lo que la ESA define como “hábitat crítico”. Esta identificación del hábitat ayuda a otras agencias federales a identificar las acciones que podrían afectar la especie y su hábitat y a trabajar con el USFWS para evitar o minimizar los impactos. Identificar el hábitat también ayuda a levantar conciencia sobre las necesidades de hábitat de especies en peligro y enfocar los esfuerzos de conservación que puedan realizar organizaciones colaboradoras como el gobierno estatal, los gobiernos locales, organizaciones sin fines de lucro, y dueños de terrenos privados individuales.

El hábitat identificado incluye terrenos no-federales, y las actividades en estos terrenos no se verán necesariamente afectadas. Sólo cuando una acción sea autorizada, financiada o realizada por el gobierno federal en esos terrenos, la agencia tendrá que trabajar con el USFWS para ayudar a los dueños de terrenos privados a evitar, reducir o mitigar posibles impactos a la especie y su hábitat.

Adicionalmente, los dueños o manejadores de terrenos públicos y privados deben cumplir con las provisiones del ESA para proteger las especies amenazadas y el peligro de extinción en sus terrenos. El USFWS depende de un gran número de programas voluntarios para proveerle a los dueños de terrenos privados la información necesaria para asegurar el posible impacto por obras que hagan en sus terrenos.

La decisión final de añadir el coquí llanero a la ‘Lista Federal de Plantas y Vida Silvestre Amenazada o en Peligro de Extinción’, al igual que la identificación de áreas que contienen hábitat esencial para la especie, se basa en la mejor información científica disponible. El USFWS abrió un período de comentario público de 60 días el 12 de octubre de 2011 y otro período de comentario el 19 de junio de 2012.

Estos períodos ofrecieron al público la oportunidad de revisar la propuesta, comentar y proveer información adicional. La agencia consideró y atendió toda la información relevante que recibió del público, agencias de gobierno, la comunidad científica, industrias y entidades interesadas en la determinación final para incluir al coquí llanero y en identificar el hábitat esencial para conservar la especie.

El área identificada no incluye una expansión del hábitat crítico que fue recomendada por personas que participaron en el proceso de comentario público. La agencia necesita información adicional para determinar si los mogotes localizados cerca al hábitat crítico designado contienen elementos físicos o esenciales para la conservación del coquí llanero o si esa área era parte de su distribución histórica.

La designación del coquí llanero como especie en peligro de extinción entra en vigor el 5 de noviembre de 2012, 30 días después de publicada tal decisión en el Registro Federal, el 4 de octubre de 2012.

Comentarios:

Someter comentario

Favor de entrar su nombre

requerido

Favor de entrar su direccin de email

requerido

Favor de entrar su comentario

Mi Puerto Rico Verde © 2014 Todos los derechos reservados.

Encuentro de todas las iniciativas verdes y sostenibles en Puerto Rico y el planeta.